Las Fajas para Trabajo se utilizan cerca de la parte media y baja de la espalda. Asisten a aguantar los músculos del abdomen y de la espalda. Son fundamentalmente servibles para impedir lesiones al alzar pesos pesados, hacer movimientos repetitivos como mover, tirar y doblar, y cuando estás sentado en el transcurso de un extenso lapso de tiempo.

Las lesiones de espalda baja son algunas de las lesiones frecuentes en el sitio de trabajo actualmente. La utilización de estas prendas incentiva las técnicas correctas de flexión y empuje y evita inconvenientes de espalda. Además son servibles para corregir la posición y guiarte a recuperarte de lesiones en la espalda.

Supuestamente, estas prendas se usan para achicar lesiones en la columna vertebral, provocadas debido al levantamiento de elementos pesados.

Además se expone que al usarlas se le recuerda al trabajador que evite posiciones incómodas y cargas pesadas y que reduzca los movimientos de flexión. Todo lo mencionado resultando en una reducción de las lesiones en algunos trabajos.

Más allá de las muchas anécdotas, hasta la actualidad no se han encontrado pruebas que respalden la afirmación de que la utilización de estas prendas optimización la seguridad de la espalda, ni disminuye el compromiso de lesiones. El Centro Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) de los USA configuró un Grupo de Trabajo para comprobar y considerar los datos que ya están relacionados con las Fajas para Trabajadores.

Después del estudio el Grupo de NIOSH planteó las siguientes preocupaciones:

  • No se ha podido mostrar que su uso redujera relevantemente la presión sobre la columna vertebral en el transcurso de un levantamiento.
  • El uso de estas prendas puede hacer una falsa sensación de seguridad, creciendo el compromiso de alzar cargas excesivas.
  • Su utilización limita la movilidad y puede achicar la elasticidad y flexibilidad de los músculos y tendones, lo que podría ayudar a lesiones de la espalda.

Sus conclusiones finales son las siguientes:

  • Las Fajas para Trabajadores no tienen que considerarse como conjunto de custodia personal.
  • Estas prendas no tienen que recomendarse para su uso en ocasiones ocupacionales.

Es sustancial resaltar que este estudio se centró en trabajadores que usan estas prendas para impedir lesiones. NIOSH no llevó a cabo ningún estudio en relación al uso de las Fajas para la Espalda como régimen médico a lo largo de la rehabilitación de una lesión.

Revisaron sistemáticamente la literatura científica publicada sobre las Fajas para Trabajo para saber si verdaderamente reducen el compromiso de lesión de la espalda.

Ya que no hubo varios estudios sobre la organización entre la utilización de fajas en el sitio de trabajo y las lesiones, NIOSH además revisó los estudios de la relación entre la utilización de estas prendas y las fuerzas ejercidas sobre la columna vertebral a lo largo de el levantamiento manual.

En este punto, no hay estudios definitivos sobre los efectos beneficiosos o dañinos del uso de estas prendas. De la misma manera que se especula que estas fajas tienen la posibilidad de asistir, además existe la preocupación de que logren provocar perjuicios. NIOSH está preocupado por los efectos probablemente perjudiciales asociados con una falsa sensación de seguridad que puede acompañar su uso.

Hay algunas indagaciones que detallan que los trabajadores creen que tienen la posibilidad de alzar más cuando utilizan una faja. Si los trabajadores creen falsamente que están protegidos, se tienen la posibilidad de mostrar a un compromiso todavía más grande al alzar más peso del que podrían tener sin una faja.